¿Cómo Hacer Salsa Roja de Tomate Casera?

En conjunto con la salsa verde, la salsa roja es de las preparaciones más fáciles de hacer en el mundo gastronómico … pero no solo es. A pesar de su sencillez, esta salsa se prepara para acompañar a prácticamente todas las pastas con carne.

como hacer la receta de salsa roja de tomate casera

De hecho debido a que es usada en un sinfín de recetas, esta salsa de tomate se considera un pilar importante en la gastronomía de diversos países. Uno de ellos es México, donde se la llama “salsas rojas taquera” ya que junto con la salsa verde son con las que más se suele acompañar los tacos.

¿Te gustaría aprender a prepararla? Entonces ¡Sigue leyendo!

Ingredientes para hacer salsa roja de tomate mexicana

No olvides visitar más reciente receta de nuestra web: Tacos callejeros caseros, te encantara!

  • 1 kg de tomate natural triturado
  • 1/2 kg cebolleta
  • 8 dientes de ajo
  • 1/2 zanahoria (opcional)
  • 1/4 de pimiento verde (opcional)
  • 2 cucharadas soperas de tomate concentrado
  • Melaza de granada
  • Tomillo
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Pasos para preparar la receta salsa roja taquera fácil

  1. Para comenzar, lo que haremos será picar todas las verduras de la receta lo más fina posible. (Si te resulta más cómodo, puedes rallarla a la zanahoria).
  2. En una cazuela ancha, colocamos aceite de oliva, el ajo y la cebolla. Luego de ello, le añadimos también el pimiento verde junto a la cebolla picada o rallada y sazonamos bien a fuego lento todos los ingredientes hasta que se ponche y caramelice.
  3. Una vez que haya perdido consistencia, añadimos también a la cazuela el tomate concentrado y un poco de melaza. Una vez tengamos esos dos ingredientes, los dejamos todos unos minutos más a que el sofrito se concentre todavía más.
  4. En este punto, vamos a juntar todo el tomate, sal y las especias que queramos añadir (nosotros por ejemplo elegimos pimienta y tomillo). A continuación cocemos todos los ingredientes en fuego medio-bajo con la tapa semi cubierta.
  5. Reducimos la salsa poco a poco, removiendo con una cuchara de madera debes en cuando hasta que la salsa comience su perder agua, gracias a la evaporación.
  6. Por ultimo, cuando la salsa roja de tomate finalmente haya reduciendo su volumen y este espesa, rectificamos a gusto por si le falto un poco de sal, dulzor o de alguna especia, dependiendo del gusto que queramos lograr.

La salsa roja mexicana es uno de los acompañamientos más tradicionales de todo México, pero no solo para usarlos en los tacos mexicanos, sino también para acompañar nachos, enchiladas, para pizza, y un largo etcétera.

Por lo que saber como preparar esta elaboración te será una gran ventaja y un gran primer paso si quieres sumergirte en el bello mundo de la gastronomía preparando comidas como la que te mostramos anteriormente o en el de las pastas, donde también se acompaña mucho con esta salsa roja.

¿Qué tomates utilizar para nuestra salsa de tomate?

Esta quizás sea de las dudas más habituales que surgen a la hora de preparar nuestra salsa roja para tacos y acerca de con cual variedad de tomate tendremos mejores resultados en cuanto al sabor final.

Ya que algo muy bueno es que en los mercados locales y fruterías existen muchas variedades de tomates diferentes, pero a su vez eso puede ocasionar que no sepamos cual escoger.

Para que esto ultimo no ocurra, a continuación te mostraremos un breve resumen sobre cuales variedades van mejor con esta salsa roja.

Mejores tomates para preparar salsa de tomate casera perfecta:

  1. Tomate pera (o perita): es de los más comunes y utilizados para salsas, ya que es muy carnoso y dulce.
  2. Tomate pimiento: es muy similar al anterior y a su vez muy similar a un pimiento
  3. Tomate de colgar: es una de las variedades de más larga duración y conservación, con un sabor fresco y no de invernadero. Eso si, son pequeñitos pero tienen una gran cantidad de pulpa, lo que los hace simplemente perfectos.

Tomates se deben usar para preparar salsa de tomate casera: ¿frescos o en conserva?

Como seguramente ya te habrás dado cuenta de que el sabor del tomate no tiene nada que vez el que encontramos en el invierno a comparación de el que podemos comprar en temporada. ¿Verdad?

A los tomates de invernadero le falta muchísimo sabor y no es la mejor opción de preparar una buena salsa de tomate casera. A menos que te guste las salsa sin sabor y sin ese toque dulzor tan distintivo.

como preparar la salsa de tomate mexicana paso a paso
En este articulo te mostramos como preparar la salsa de tomate mexicana paso a paso y más información sobre esta elaboración

Por lo sin lugar a dudas, lo mejor es buscarlos frescos en el mercado, aprovechando la época en la que más sabor tengan. Aunque no siempre es posible comprar los tomates de temporada, por ejemplo si queremos preparar esta salsa roja pero es invierno. En ese caso, la mejor opción seria ir a por un buen tomate en conserva.

A este ultimo sobre todo lo puedes encontrar en los supermercados, teniendo la libertad de elegir entre una enorme variedad y estados: pelados, triturados, etc. Por lo que a modo de resumen, si el tomate esta en temporada cómpralos frescos en el mercado y si estas en fuera de temporada, intenta conseguirlos en conserva.

¿Es mejor añadir los tomates enteros, troceados o triturados? ¿Hace falta pelarlos? ¿Y las pepitas?

Otros de los grandes dilemas al hacer esta salsa roja y nuevamente esta relacionado con los tomates: ¿Pelados o sin pelar?, ¿Enteros o troceados?, ¿Con o sin pepitas?. Nuevamente a continuación encontraras las respuestas:

  • ¿Pelados o sin pelar?: lo mejor seria usarlo pelado para que nuestra salsa quede sin restos de piel. También puedes añadir el tomate con piel y luego pasarlo por el pasapurés para quitárselos. ¿Qué te recomendamos? Pelarlos antes, ya que no sale a cuenta hacer ese trabajo extra de pasarlos por el pasapurés.
  • ¿Entero, troceado o triturado?: depende del acabado final al que queramos llevar nuestra salsa de tomate. Pero hay que decir que el tomate troceado es el que mejor resultado da, debido que a este podemos escurrirlo antes de añadirlo al sofrito. Por otro lado, esta la opción de usar el tomate triturado (como lo hacemos en la receta), el único punto negativo es que como contiene mucha agua, habrá que dejarlo a fuego lento para que este se evapore.
  • ¿Con o sin pepitas?: partiendo de la base de que nos interesa de que nuestra salsa roja para pastas tenga un sabor a tomate concentrada, lo mejor es añadir únicamente su carne sin semillas. Así la salsa se concentrara mucho más y nos tomara menos tiempo tener nuestra salsa básica para pasta lista para servir.

La mejor consistencia de la salsa de tomate: ¿Triturada, pasada por el pasapurés o como?

En realidad la idea de “una mejor consistencia” en el acabado de la tradicional salsa roja es pura y exclusivamente de nuestro gusto personal.

Por ejemplo, hay algunos comensales a los que no les gusta que la salsa mexicana tengan pedacitos de verdura a la vista, a otros que simplemente les da igual. Por eso lo recomendable es picar lo más fino que podamos las verduras para intentar hacer que estas pasen imperceptibles o por el contrario, cortarla en dados grandes si es que así es tu agrado.

Sofrito de tomate se denomina al resultado final y se exhibe como una salsa homogénea pastosa y rugosa. En el caso de haberlo troceado al tomate, esta quedará más gruesa.

Pero si te gusta más procesada, quizás la mejor opción sea pasarla por un pasapurés. ¿Porqué no por la batidora? Eso es debido a que el pasapurés deja la salsa de tomate más fina y favorece a que esta conserve buena parte del color intenso que tiene la fruta (Si, es fruta :D)

Sin embargo, la gran ventaja de la batidora es que puede triturar mejora la salsa roja y dejarla más lisa …. pero hay un problema, la tiñe de un color anaranjado que no se compara ni de lejos con el rojo intenso de una buena salsa de tomate casera.

Variantes a la hora de elaborar nuestra salsa de tomate casera perfecta

Al ser una salsa tan simple y esencial en tantas preparaciones, de ella derivaron múltiples variaciones. Además del tipo de tomate, la consistencia, el dulzor y todos los aspectos correspondientes que hemos detallado, la salsa de verduras es la base que nos permite personalizar nuestro ketchup de mil maneras.

El ajo y la cebolla son parte de casi todas las recetas de kétchup y son demasiado imprescindibles para darle a la salsa un sabor casero y mediterráneo. A partir de ahí también añadió otro tipo de verduras, según la receta: pimientos, zanahorias, puerros, etc.

como hacer la receta de salsa roja de tomate casera

Otros le pasan las especias y plantas aromáticas (albahaca, tomillo, pimiento, curry …) Muchos otros lo modifican de otra manera dándole un toque personal: cocine con mantequilla en lugar de aceite de oliva, use tomates asados, una pizca de vinagre …

Aunque mencionando el valor del “ketchup” invertida. Esta salsa se prepara con tomates machacados con cebolla, ajo y otras verduras, además de la salsa cruda que se pretende cocinar el smoothie resultante. Esta es una forma alternativa de ahorrar tiempo y preparar ketchup artesanal de una manera muy sencilla, pero el resultado final no es tan elegante.

Vale la pena notar la singularidad del salsa roja para pastas con carne en ambos países, cocina italiana y cocina mexicana. En cuanto a la salsa italiana, su refinamiento mantiene la pureza del producto, añadiendo una pequeña cantidad de cebolla y ajo en comparación con el n° de tomates utilizados y dándole personalidad a través de aromas frescos.

En Italia, el de ketchup concentrado resultante de la reducción natural del producto lleva su nombre: passata.

En el ketchup mexicano, además de aparecer como un componente insoluble, el picante se utiliza para asar tomates en sopas o cuando se calienta directamente sin grasa, por lo que son asados con un sabor y color más fuertes. No, no es tan agrio el tomate asado, aunque parezca un poco carbonizado.

Todas las versiones son correctas, pero me encanta añadir todo muy picado y cocinado, muchas cebollas y mucho ajo, por lo que tiene un toque muy especial y un poco de sabor, además, tengo un sabor muy amigable que suaviza la acidez de los tomates, además de me gusta añadir un poco de pimienta verde, que da las zanahorias. Pero estos ingredientes son los protagonistas: me gusta añadirlos en cantidades mucho más pequeñas, para no oscurecer los tomates.

En cuanto a las especias, hierbas aromáticas y picantes, casi todo funciona bien, sólo hay que elegir correctamente de acuerdo con el uso y el gusto. Todos los ketchups pueden ser geniales, sólo necesitan probarlos todos para encontrar el que más sea de su agrado

Resumen
recipe image
Nombre de la receta:
Hacer Salsa Roja de Tomate Casera
Autor:
Publicado en:
Tiempo de preparación:
Tiempo de cocción:
Tiempo total:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *